INFORMACIÓN GENÉRICA

 

EL PÚBLICO POR EDADES

Siempre resulta difícil encasillar edades, ya que cada niño (y cada adulto) es diferente. Sin embargo, en relación con el teatro de títeres, en términos generales podemos distinguir claramente tres tramos de edad:

  • Niños de 3 y 4 años. Para propuestas muy simples ya que, salvo casos muy precoces, estas edades tienen dificultades para seguir el hilo conductor de los argumentos teatrales. Se fijan más en el colorido, el movimiento, los muñecos, las anécdotas y los juegos escénicos protagonizados por éstos. El “inconveniente” es que esa simplicidad que tan atractiva resulta a estas edades puede resultar inadecuada y poco interesante para los niños de mayor edad.
  • Niños de 5, 6 y 7 años. Estas son, por excelencia, las edades ideales para el teatro de títeres en las que los niños más se enganchan a este arte teatral cuya semilla fructificará cuando en el futuro -ya como público adulto- muestren un mayor interés por la cultura teatral en general. El “inconveniente” es que los niños de 3 y 4 años no pueden realizar el mismo seguimiento de la obra que los niños de 5, 6 y 7 años.
  • Niños a partir de 8 años. La edad de los 8 años es fronteriza. Algunos muestran el mismo interés que los niños de 7 años, pero otros ya comienzan a sentir deseos de “hacerse mayores” y buscan sus opciones de entretenimiento en propuestas que no sean tan connotativamente “de mañacos” (dicho sea sin ánimo peyorativo, pues empleamos esta jerga para ilustrar una actitud perfectamente normal en ciertas etapas del crecimiento humano). A partir de los 9 años, la “edad fronteriza” queda atrás y esta tendencia de “querer hacerse mayor” interesándose por otras cosas se acentúa. En tales casos, un espectáculo de títeres para estas edades habrá de tener características y estilos completamente diferentes. Las tramas han de ser algo más elaboradas, como de hecho ya sucede con los libros de ficción que se recomiendan para estas edades. No conviene que este público sea mezclado con los niños de menor edad. La diferencia entre un niño de 3 y otro de 11 años es demasiado abrumadora para sentarlos a ver el mismo espectáculo de títeres.


IDIOMAS DISPONIBLES

Castellano, catalán-valenciano, galego-portugués y francés. A elegir.


INDICACIONES TÉCNICAS

– Todos los espectáculos ya incluyen su equipamiento de sonido e iluminación.

– El teatrillo de títeres no precisa de entarimado; es escenotécnicamente autónomo. Mide 3 m de alto; 2,30 m de ancho y 1,60 m de fondo.

– Se recomienda también aportar sillas, moqueta, banquetas o similar a modo de butacas para el público.

En cualquier caso, conviene consultar cualquier posible variación de estas indicaciones para estudiar su viabilidad.


CONDICIONES DE
IMPRESCINDIBLE CUMPLIMIENTO 

– Se requiere un tiempo previo de preparación de 120 minutos y un tiempo de desmontaje de 90 minutos.

– La organización tan solo deberá aportar una toma de corriente capaz de soportar 4.000 W de potencia, con una tensión de 220 V. No obstante, conviene consultar este punto para funciones más modestas.

– Es imprescindible que la organización facilite (en en sentido de disponibilidad o de ayudar a buscar) un lugar fiable (a prueba de grúas y multas) para el aparcamiento de la furgoneta, tanto durante la carga y descarga de material, como durante todo el transcurso de la función. El incumplimiento de este requisito por parte de la organización podrá suponer la inmediata anulación de la función por parte de Titelles d’En Tonet.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: